Lobotipo

diseñador gráfico independiente

Cosas navideñas

Tarjeta de navidad. Tríptico. Ilustración, lettering.

Esta vez traigo una serie de láminas ilustradas que forman parte de la tarjeta de navidad que presenté a unos pocos amigos en 2015. Cada una de ellas ilustra una curiosidad navideña –mi trabajo de investigación me llevó–, para luego ir presentadas en forma de tríptico a doble cara, con cada lámina adherida sobre un tarjetón de cartón pluma forrado en papel especial (no recuero exactamente qué papel era, me vas a tener que perdonar), con bisagras de cinta de tela.

Las láminas, íntegramente realizadas a mano, se detallan a continuación:

Mari Lwyd. En gales, Durante la navidad y año nuevo, grupos de hombres pasean a Mari Lwyd (un cráneo de caballo decorado con cintas y montado en un palo, con una tela unida para ocultar al portador). Van de casa en casa y piden, mediante canciones, que les dejen entrar. Se espera que los de la casa les nieguen el paso, también cantando.

La Befana. En Italia durante la noche del 5 de enero, La Befana barre su casa y despeñes utiliza la misma escoba para salir volando, al modo de las brujas, y visitar a todos los niños (de Italia). Si se han portado bien les dejará caramelos, ni no, carbón, o, en Sicilia, ¡un palo!

Zwarte Piet. En los Paises Bajos, «Pedro el Negro» actúa como sirviente de San Nicolás, repartiendo dulces y regalos entre los niños. Zwarte Piet es interpretado por blancos con maquillaje para simular ser negros. El personaje es supuestamente un moro español. De hecho el propio San Nicolás (Sinterklaas) llega los Países Bajos ¡desde Madrid!

Krampus. Es una criatura del folclor austro-bávaro que visita las casas el día de navidad y se lleva en su cesta a los niños malos. El Krampuslauf es hoy en día el «evento anual» del Krampus, en el que participan jóvenes disfrazados (de Krampus). Prohibido en Austria durante el régimen de Dollfuss, el Krampus fue recuperado a finales del siglo veinte.

La primera postal de navidad. En 1843, en Inglaterra, Henry Cole encargó a John C. Horsley (un pintor londinense) el diseño para la que sería la primera postal de navidad comercializada. Se imprimieron 2050 tarjetas. Ciento setenta y dos años más tarde, en Barakaldo, Daniel Hernández Prieto diseñó esta postal para darte feliz navidad y un próspero año nuevo.

próximo Publicación

Atrás Publicación

© 2021 Lobotipo

Tema de Anders Norén